Ir a Página de Inicio

¿Cómo ahorrar a la hora de aplicar productos de belleza?


Muchas mujeres –y muchos hombres también– gastan entre un 10 y un 20% de sus productos de belleza en aplicaciones excesivas. No gastes de más. El tamaño hace la diferencia, en especial si se trata de los productos que aplicas en tu rostro y cuerpo. Dado que usar demasiado puede ser tan malo como escatimar, te damos a continuación una guía exacta para que no te falte ni te sobre nada a la hora de estar más bella.

Guía para usar tus productos de belleza

Hidratante facial
Cantidad exacta: dos maníes.
La crema hidratante debe hacer que tu piel luzca tersa y suave. Una crema hidratante para la cara así como el  factor solar son productos de cuidado básicos para la piel. La utilización de otros productos y su aplicación en particular dependerá de tu edad y del tratamiento que te haya indicado un especialista.

Filtro solar
Cantidad exacta: una uva.
A la hora de usar factor solar, recuerda que no es necesario aplicarte mucho protector. La clave está en esparcirlo bien. El filtro solar debe ser lo último que uno aplica sobre el rostro.

Base de maquillaje
Cantidad exacta: una tapa de cerveza.
Para evitar el efecto pesado de la base, esparce por tu frente, mentón y mejillas la cantidad correspondiente a una tapa de cerveza. Puedes aplicar la base con tus dedos o con un pincel específico, ayudando a que el maquillaje se funda mejor sobre tu piel  y se vea más natural. Es muy importante tener en cuenta el tipo de piel que tengas. Las bases líquidas o fluidas tienen un efecto más ligero, por lo que su aplicación resulta más fácil.

Crema para el contorno de ojos
Cantidad exacta: una arveja.
Generalmente las cremas para el contorno de ojos son caras, por eso a la hora de usar una debes aplicar solo la cantidad necesaria. Aplica debajo de tus pestañas inferiores, la mitad de lo que sacaste y espárcelo desde el vértice externo hacia el interno. Esta modalidad te ayudará a que el fluido no cause irritación en tus ojos. Por encima de tus ojos, el drenaje corre en dirección opuesta, por lo que debes aplicar la otra mitad de la crema desde el pliegue del párpado móvil hasta el hueso debajo de la ceja, siempre de adentro hacia afuera.

Corrector
Cantidad exacta: un tic-tac.
Aunque parezca mentira, sólo la cantidad de un tic tac basta y sobra para corregir tus ojeras. Pon una gota del tamaño de una pastillita de menta en tu mano. Las ojeras pueden ser de color o de cavidad. Para las de color, que generalmente son grises o moradas, es necesario encontrar un corrector que neutralice. Para las de cavidad debes usar uno o dos tonos más claros, extendiendo disimuladamente el corrector hacia las mejillas.

Crema para peinar
Cantidad exacta: para cabello dócil, una moneda; para pelo rebelde, usa el doble.
La crema para peinar es un arma de doble filo: si pones más de la cuenta, puede dejar tu pelo con un aspecto muy grasoso. Usa la cantidad de una moneda  o dos dependiendo de la textura de tu cabello. La cantidad que uno aplique va a depender del tipo de pelo y de los resultados que se quieran obtener. Por ejemplo, si buscas volumen, es recomendable un mousse, pero en esos casos la cantidad de producto varía de acuerdo al largo y al grosor del cabello. Lo importante de la crema para peinar es que siempre se debe usar desde el medio hasta las puntas.

Champú / Shampoo
Cantidad exacta: para pelo largo, una oreo; para pelo corto, dos M&M.
Es tan fácil que se vaya la mano con el champú como lo es con el chocolate. Aplica en tu mano la misma cantidad de champú que una galleta oreo o dos m&m, según el largo de tu cabello, y espárcelo por tu cuero cabelludo. Para quienes tienen el pelo graso, se recomienda aplicar el champú con la palma de la mano, sin utilizar las yemas de los dedos. De esta manera evitas que con la presión de los dedos aparezca más grasitud.

CuerpoyEstetica.com - Copyright ® 2014 - Todos los derechos reservados.