Ir a Página de Inicio

Piel normal con pocas arrugas: Programa de cuidado paso a paso


¿Piel normal con pocas arrugas? Te presentamos una rutina de cuidado sencillo para mejorar la salud y el aspecto de tu piel, ¡y prevenir las tan indeseadas arrugas!

Cuidados de la piel por la mañana

1. Humedece la piel de tu rostro. Aplícate una espuma limpiadora no jabonosa, empleando la punta de tus dedos. Completa la limpieza echándote agua fría (no helada) 12 veces.

2. Masajea la piel con un protector contra radicales libres o cualquier otro refrescante de piel no alcohólico. Usa un copo de algodón para limpiar la piel suavemente. Evita tocarte los ojos.

3. Aplícate un humectante diurno en abundancia, empleando la punta de los dedos y comenzando por la base del cuello, dando golpecitos hacia arriba y por toda la cara.

4. Espera unos pocos minutos. Luego aplícate una segunda capa con la crema hidratante no pegajosa que prefieras.

5. Maquíllate.

Cuidados de la piel por la tarde

1. Para remover el maquillaje, aplica sobre la piel de la cara una cold cream derretida o un aceite vegetal, exprimido en frío, ligeramente tibio. Déjalo actuar un minuto. Remuévelo con un paño húmedo, tibio y bien limpio. Repite la operación.

2. Humedece tu piel cuidadosamente. Aplica una espuma no jabonosa. Enjuaga con agua tibia.

3. Para hidratar la piel, cierra los ojos y rocíate con un hidratante de glicerina y agua mineral, o con agua mineral corriente. Repite la operación varias veces.

4. Aplícate aceite para párpados empleando la yema de tus dedos. No frotes ni estires la piel.

5. Más tarde, aplica sobre la piel el humectante nocturno de tu preferencia.


Tratamientos adicionales para pieles normales con pocas arrugas

1. Remueve las células muertas una vez por semana. Para ello, frota tu piel con avena o con almendras.

2. Aplica sobre tu rostro aceite tibio (exprimido en frío) y masajea hacia arriba con la punta de los dedos, durante 5 minutos, una veces por semana.

3. Ejercítate entre 20 y 30 minutos, 3 o más veces por semana. El ejercicio habitual mejora tu salud general y, por ende, el aspecto de tu piel. Consulta la sección "Entrenamiento" para más información al respecto.

4. Asegúrate de equilibrar tu dieta. Encontrarás muchas ideas en nuestra sección "Dietas".

CuerpoyEstetica.com - Copyright ® 2014 - Todos los derechos reservados.