Ir a Página de Inicio

Piel seca con muchas arrugas: Programa de cuidado paso a paso


¿Piel seca con muchas arrugas? Te presentamos una rutina de cuidado sencillo para mejorar la salud y el aspecto de tu piel.

Cuidados de la piel por la mañana

1. Límpiate con agua tibia (no caliente) 12 veces. Completa la limpieza echándote agua fría (no helada) 12 veces. No utilices jabón.

2. Masajea tu piel con un protector contra radicales libres o cualquier otro refrescante de piel no alcohólico. Usa un copo de algodón para limpiar la piel suavemente. Evita tocarte los ojos.

3. Aplícate un humectante diurno en abundancia, empleando la punta de los dedos y comenzando por la base del cuello, dando golpecitos, hacia arriba y por todo el rostro.

4. Espera unos pocos minutos antes de aplicarte una segunda capa con la crema hidratante.

5. Maquíllate.

Cuidados de la piel por la tarde

1. Para remover el maquillaje, aplica sobre la piel una crema específica para quitar maquillaje. Existen muchas opciones en el mercado.

2. Para limpiar la piel, usa una crema limpiadora rica que contenga lanolina. Remuévela con un paño limpio, húmedo y tibio.

3. Opcional: Limpia tu piel frotándola con germen de trigo. Para ello, echa un poco de germen de trigo en la palma de tu mano, humedécelo con agua y, con movimientos circulares, masajea suavemente la piel. Enjuaga con agua tibia.

4. Hidrata tu piel con una crema humectante.

5. Aplícate aceite para los párpados usando la punta de tus dedos. Nunca frotes ni estires la piel.

6. Más tarde, aplícate el humectante nocturno que prefieras.

Tratamientos adicionales para pieles muy arrugadas con sequedad importante



1. Remueve las células muertas cada 15 días. Elimínalas mediante frotamiento con avena, almendras o una buena crema exfoliante.

2. Aplica aceite tibio (exprimido en frío) sobre la piel y masajea suavemente con la punta de los dedos, con movimientos circulares ascendentes, durante 5 minutos, 4 veces por semana.

3. Nada o camina a paso rápido (footing) en un espacio verde abierto, durante 20 o 30 minutos, 3 o más veces por semana. El ejercicio habitual mejora tu salud general y, por ende, el aspecto de tu piel.

4. Equilibra tu dieta. Asegúrate de ingerir los nutrientes necesarios para tener una buena salud general. Este hábito redundará en una piel más bella y radiante.

CuerpoyEstetica.com - Copyright ® 2014 - Todos los derechos reservados.