Ir a Página de Inicio

Tratamientos caseros para el cabello y la piel (I). Efectivos y económicos


Muchas veces nos hemos preguntado cómo cuidar nuestro cuerpo, nuestra piel y nuestro cabello sin gastar una fortuna. Aquí te damos la solución. A continuación te presentamos una serie de alimentos básicos, económicos y baratos, con los cuales puedes hacer preparados para lucir más bella, con una piel más firme y radiante. Son tratamientos para tener una piel y un pelo cada día más hermosos. En cada receta de belleza estarás utilizando los ingredientes básicos de algunos de los mejores productos estéticos del mercado (los más caros, por cierto!), pero sin sustancias químicas agregadas. Anímate a probar estos fabulosos hidratantes, reparadores y limpiadores naturales:

Aguacate / Palta
Tritura un aguacate maduro y suavemente masajea con él tus bolsas y ojeras. Luego, siéntate y coloca un paño húmedo y frío sobre tus ojos cerrados durante unos quince minutos. Enjuaga utilizando el mismo paño. El aceite del aguacate sirve para hidratar tu piel, mientras que el paño frío ayuda a deshinchar.

También puedes usar el aguacate en tus manos. Para ello, tritura medio aguacate maduro y agrégale una cucharadita de aceite de oliva. Masajea tus cutículas con la mezcla. Deja actuar durante quince minutos. Enjuaga.

Banana / Banano / Plátano
Tritura una banana con una yema de huevo, más una cucharadita de extracto de almendra. Aplícalo sobre el rostro y déjalo actuar hasta que seque. Retira con un paño empapado de té frío de manzanilla para hidratar y refrescar.

Té de manzanilla
Utiliza este tratamiento con vapor de manzanilla para limpiar los poros y eliminar los puntos negros. Introduce tres bolsitas de té en agua hirviendo durante al menos cinco minutos. Vierte el té en una taza o recipiente ancho. Cierra tus ojos y mantén tu cara cerca de la taza por unos minutos. Coloca una toalla sobre tu cabeza para que el vapor no se disipe y vaya directo a la piel de tu rostro. Luego seca con una toalla realizando movimientos circulares. Enjuaga y humecta tu piel.

Cerezas
Las cerezas contienen ácido málico, lo que acelera la renovación celular, ayudando a deshacerse de las células muertas de la piel. Mezcla dos cucharadas de jugo de cereza con una cucharada de harina de avena seca. Coloca la mezcla sobre el rostro durante cinco minutos. Enjuaga.

Mezcla una cucharada de jugo de cereza concentrado con una cucharada de sal marina. Masajea sobre la piel húmeda. Enjuaga y luego hidrata. Este es un excelente tratamiento para hacer resplandecer cualquier parte de tu cuerpo.

Harina de maíz
Ha sido usada por generaciones como un limpiador que mejora la piel. Añade agua o leche para hacer una pasta para limpiar la suciedad de tu piel.

Arándanos
Haz un limpiador de arándanos. El jugo es un exfoliante muy suave que, además, previene el acné. Licúa un puñado de arándanos crudos. Cuela para quitarle la pulpa. Remoja almohadillas de gasa o algodón en el jugo y colócalas sobre tu cara, evitando el contorno de los ojos. Déjalas actuar durante unos diez minutos y luego enjuaga con agua tibia.

Huevos
Con suavidad, extrae la clara de un huevo y aplícala con pequeñas palmaditas en las áreas de la cara con más arrugas. Sin mover ni un músculo, deja que seque sobre tu rostro. Esto funciona como un lifting facial temporal.

Pomelo
Exfoliante corporal de pomelo. Introduce la mitad de un pomelo en azúcar y frótalo suavemente sobre el cuerpo. Dúchate o enjuágate bien. No utilices este exfoliante en las áreas sensibles o recién afeitadas. El ácido del pomelo en combinación con los gránulos de azúcar es a menudo utilizado en costosos exfoliantes corporales. Es un tratamiento natural de ácido altamente eficaz.

Té verde
Este antiinflamatorio natural reduce el enrojecimiento y calma la piel irritada. Sumerge un paño en té verde frió y aplícalo sobre la piel durante diez minutos. Luego enjuaga el exceso.

Artículos relacionados:

Tratamientos caseros para el cabello y la piel (II)

CuerpoyEstetica.com - Copyright ® 2014 - Todos los derechos reservados.