Ir a Página de Inicio

Alergia: ¿cómo mejorar los síntomas? Guía para un tratamiento integral


Plan de ataque eficaz e integral contra las alergias

Disminuye los efectos
Para atenuar los efectos indeseados de los alérgenos, se aconseja no hacer actividades al aire libre, cerrar los vidrios de autos y casa y consultar al especialista en caso de síntomas. También en forma preventiva, especialmente aquellos pacientes que su sintomatología se repite año tras año. Además, en jornadas muy ventosas, los acondicionadores con filtros adecuados pueden ayudar, pero hay que tener en cuenta que deben limpiarse con frecuencia, ya que pueden acumular hongos aerógenos y convertirse en una nueva fuente de sensibilización.

Cámbiate de ropa cuando estás en tu casa
De esa forma evitarás que el polen y el polvo ingresen y se acumulen en tu espacio cotidiano. Lava tu ropa en agua caliente para lograr matar los alérgenos.

Acostúmbrate a los anteojos de sol
Si la primavera te inflama los ojos al punto de parecer recién salido de un ring de boxeo, los antojos oscuros pueden ayudarte a mantener el polen lejos de tus pestañas y de tus cejas.

No te hagas daño
Un estudio de 2007 publicado en la revista Trends in Inmunology descubrió que lavarse con jabones abrasivos puede remover de tu piel la capa de células protectoras, favoreciendo el ingreso de los alérgenos.

Fármacos que ayudan a controlar las alergias
Los ataques de alergia comienzan cuando tu sistema inmunológico empieza a tratar a sustancias inocuas, como el polen o el polvo, como si fueran invasores peligrosos (antígenos). La defensa que  tu cuerpo produce adopta la forma de anticuerpos que toman el control de tus células y comienzan a liberar histamina. La histamina evita que los alérgenos penetren en tu organismo, cortándoles el paso al inflamar el tracto nasal, expulsándolos con estornudos continuos y aguándoles la fiesta con ojos llorosos. Por ello, es muy importante tratar las alergias, ya que, en general, una rinitis alérgica mal tratada genera una alteración importante de la calidad de vida y del sueño, aumentando de manera significativa el riesgo de sinusitis y asma.

Si las precauciones preventivas no logran parar la alergia, el uso de medicación antihistamínica resulta muy útil (por ejemplo, la droga loratadina). Aunque siempre debe ser prescripta por un profesional médico.

Contra la inflamación
Aunque la alergia es una enfermedad que suele darse en personas con antecedentes familiares, o en aquellas que han estado expuestas a excesivas concentraciones de determinados elementos alergénicos, la buena noticia es que se pueden atenuar o eliminar los síntomas. La inflamación crónica de las mucosas se pude combatir con diversos fármacos, como los corticoides tópicos nasales o bronquiales, y con otros medicamentos preventivos de vía oral. Consulta con tu médico/a de confianza.

Tratamiento específico
También existe la posibilidad de llevar adelante un tratamiento hiposensibilizante con vacunas específicas para los alérgenos que despiertan la alergia de cada paciente. Este tratamiento puede, si está hecho por profesionales en la materia y se ha seleccionado bien a los pacientes, tener una buena posibilidad de disminuir y a veces quitar la alergia de una persona de manera definitiva. Por esto se recomienda que sea el especialista el que indique y supervise estos tratamientos.

Tratamiento integral
La mejor y más efectiva manera de hacer frente a las alergias es desarrollar, en forma continua, un tratamiento integral que consiste en realizar, simultáneamente, control ambiental (evitar contacto con las sustancias a las que se es alérgico, lo que muchas veces es difícil), educación del paciente y tratamiento farmacológico.

CuerpoyEstetica.com - Copyright ® 2014 - Todos los derechos reservados.