Ir a Página de Inicio

¿Cómo mantener mis dientes sanos y blancos? Consejos para cuidar tu boca

Para cuidar tus dientes y conseguir una dentadura perfecta, debes seguir estos sencillos pasos:

1. Cepíllate los dientes al menos dos veces al día - después del desayuno y antes de acostarte. Si puedes, cepíllatelos después del almuerzo o después de comer algún snack dulce. Cepillarse adecuadamente previene la placa, manteniendo tu boca limpia y saludable.

2. Cepilla todos tus dientes, no sólo los delanteros. Pasa el cepillo por algunos segundos a lo largo de todos tus dientes y encías. ¡No presiones mucho porque te lastimarás! Cuando vayas al dentista (al menos dos veces por año), pídele que te muestre cómo cepillar tu boca sin dañar tus encías.

3. Tómate tu tiempo durante el cepillado. Pasa por lo menos por lo menos 3 minutos cada vez que te cepilles. Si tienes problemas para controlar el tiempo, utiliza un temporizador o reproduce una canción que te guste (¡al menos mentalmente!).

4. Asegúrate de que tu cepillo de dientes es de cerdas suaves (el envoltorio del cepillo contiene esta información). Cambia tu cepillo cada tres meses. Algunos cepillos incluso vienen con cerdas que cambian de color cuando es el momento de cambiarlos.

5. Consulta con tu odontólogo (dentista) si un enjuague bucal antibacteriano es adecuado para tí. Su uso previene la aparición de placa y ayuda a combatir las caries y el mal aliento (es decir, potencia los efectos del buen cepillado).

6. Aprende a usar hilo dental, un hábito muy importante para mantener tus dientes y encías sanos. Se sentirá raro las primeras veces que lo hagas, pero muy pronto te acostumbrarás. Desliza el hilo dental con suavidad entre los dientes y a lo largo de la línea de las encías, una vez al día. El hilo dental elimina los restos de alimentos que se esconden entre los dientes y que tu cepillo de dientes no puede alcanzar, sin importar lo bien que te cepilles.

7. Puedes incluso cepillarte la lengua para ayudar a mantener un aliento fresco.

8. Recuerda consultar con tu dentista dos veces al año. Además de verificar si existen signos de caries o enfermedad de las encías, el/la dentista te ayudará a mantener tus dientes limpios y sanos. Pídele que te explique cómo cuidar adecuadamente de tu boca. Y enséñale a tus niños /as a hacerlo. ¡Es importante adquirir el hábito desde pequeño!


9. No sólo el cepillado y el uso de hilo dental mantendrán tus dientes sanos - también debes tener cuidado con lo que comes y bebes. Una buena dieta se reflejará en la salud y en el aspecto de tu boca. Recuerda que la placa de tus dientes está a la espera de azúcar. Come muchas frutas y verduras y bebe agua en lugar de refrescos (gaseosas).

10. ¡No olvides sonreír!

CuerpoyEstetica.com - Copyright ® 2014 - Todos los derechos reservados.