Ir a Página de Inicio

¿Problemas para dormir? Tips para combatir trastornos del sueño


¿No puedes dormir bien? ¿Cansado antes de empezar el día? No eres la única persona. Según una encuesta del año 2010, un 69% de la población femenina siente cansancio permanente, falta de energía y somnolencia diurna. Los trastornos del sueño son uno de los responsables de esos síntomas. Para que puedas resolverlos, te damos a continuación consejos e ideas para tener en cuenta.

Si te levantas cansado/a o tienes somnolencia diurna...
El cansancio y la sensación de estar dormido en situaciones en que uno no desea hacerlo pueden deberse a una cantidad de horas de sueño menor de la que necesitamos (esto es entre 6 y 8 horas diarias en adultos). Puede también haber alguna alteración clínica. En este último caso, podría deberse a que durante la noche sufras pesadillas, te muevas demasiado o te despiertes a cada rato.

¿Qué hacer para eliminar la somnolencia diurna? No hay que dejarse llevar por la placidez de la somnolencia diurna. Hay que tratar de estar activo y alerta, aun en lugares cerrados. El ejercicio diario es un buen tratamiento auxiliar.

Si tienes insomnio...
Este es un síntoma que puede aparecer ante diferentes circunstancias como la hiperexigencia diurna relacionada con el trabajo intenso o con las tareas hogareñas. Podemos sumar también ansiedad, problemas emocionales, desórdenes con las comidas o con los horarios de descanso nocturno.

¿Qué hacer para combatir el insomnio? A la hora de dormir, debes tener en cuenta hacerlo sólo en la habitación destinada para ese fin. Corrobora siempre que el espacio esté tranquilo y ventilado. Es aconsejable no comer, leer, mirar TV o trabajar en el dormitorio, pues son actividades distractoras que podrían mantenerte alerta y, por lo tanto, despierto. Si te despiertas en la noche, no enciendas la luz, ni te levantes para realizar alguna actividad que te distraiga. Para no aumentar el alerta, quédate en la cama tratando de relajarte.

Si sufres de bruxismo...
El bruxismo es el rechinar de dientes o apretar las mandíbulas con mucha fuerza de manera involuntaria o inconsciente. Esto puede producirse durante el día, estando despierto, durante el sueño o en ambas condiciones. Puede desgastar tus dientes, provocar rotura de piezas y alteración de la articulación maxilofacial.

¿Qué hacer? Los odontólogos indican placas miorrelajantes (relajantes de los músculos) de material flexible que protege el desgaste.

Si roncas o tienes apnea...
En mujeres jóvenes se asocia con el exceso de peso así como con el embarazo. La apnea se presenta durante el sueño: en ese estado se interrumpe el paso del aire por nariz o boca, en ocasiones por más de un minuto. Con el correr del tiempo, aparece hipertensión arterial y en la mayoría de los pacientes pueden provocarse enfermedades vasculares cardíacas o cerebrales.

¿Qué hacer si sufres de apnea? Debes buscar un especialista para que realice una evaluación clínica completa, que debe incluir un examen efectuado por un otorrinolaringólogo, que descartará o no la existencia de alteraciones en nariz o garganta. También puedes hacer un estudio del sueño nocturno. El tratamiento varía según los casos. Puede tratarse de bajar unos kilos de peso, de liberar el paso del aire por las vías aéreas mediante una cirugía o bien con el uso de máscaras de aire a presión que favorecen la respiración y que en muchas ocasiones es de uso transitorio.

Tratamientos naturales para dormir mejor
Algunos alimentos, aceites esenciales y plantas que han sido estudiadas por la ciencia (y utilizadas durante años por las abuelas) pueden ayudarte a descansar mejor.

Entre las recetas familiares está la leche tibia con miel: la leche contiene calcio, un mineral que afloja los músculos. Otros alimentos como las almendras, el sésamo y la banana también tienen efectos moduladores del sueño.

De las plantas aromáticas se pueden citar la menta, el tomillo y la lavanda. Pueden usarse a diario y sin contraindicaciones: luego de la ducha se colocan 2 o 3 gotas del aceite esencial en una esponja natural para friccionar el cuerpo o se incorporan las hojas y las flores a una almohadilla bajo la funda de la almohada. La valeriana es la planta mejor estudiada: se la tolera mejor en forma de tabletas.

Sin embargo, lo mejor es reacomodar el sueño y para esto no hay mejor solución que cambiar hábitos.

CuerpoyEstetica.com - Copyright ® 2014 - Todos los derechos reservados.