Ir a Página de Inicio

Consejos útiles para tu embarazo y tu postparto - Dieta y salud

Ponte en forma antes de quedar embarazada
Estar más de un 20% arriba de tu peso ideal incrementa las chances de que contraigas diabetes relacionada con el embarazo o presión sanguínea alta (ambas pueden extenderse o reaparecer después del nacimiento). Tu objetivo: conseguir bajar tu presión sanguínea a 14/9 o menos.

Trata de tener tus hijos antes de los 35 años
Tendrás un riesgo más bajo en complicaciones como alta presión sanguínea. También es menos probable que tus óvulos sean defectuosos (acumulan mutaciones a medida que envejeces), entonces tendrás menos chances de tener un bebé con síndrome de Down u otra alteración genética.

Deja pasar al menos 18 meses entre un embarazo y el siguiente
Los estudios muestran que los nacimientos que están muy cerca utilizan demasiada energía y reservas de grasa de la mamá.

Considera tener varios hijos
Esto podría ser especialmente provechoso si tienes en cuenta una historia familiar de cáncer de mama. Un embarazo llegado a término reduce dicho riesgo cerca del 6% posiblemente, ya que el embarazo detiene la menstruación y las divisiones de células que ocurren en tus pechos. El efecto protector se incrementa con cada embarazo.

Alimentación post- parto: Calcio, hierro, proteínas
Para estar segura de que tú y tu bebé están recibiendo los nutrientes necesarios, asegúrate de ingerir lo siguiente:

Calcio
Para construir su esqueleto, el bebé tomará calcio de tu circulación sanguínea, pero si no hay suficiente, tu organismo comenzará a extraerlo de tus huesos. Para evitarlo, debes llegar a al menos 1.000 miligramos de calcio por día, alrededor de 200 miligramos más de lo que tenías antes de estar embarazada. Un vaso de leche tiene 300 miligramos aproximadamente. Puedes pedirle a tu médico que te prescriba o recomiende un suplemento particular.

Hierro
El hierro ayuda a fabricar hemoglobina, la molécula que transporta oxígeno en la circulación sanguínea a los órganos. La Academia de Ciencias de Estados Unidos sugiere consumir 27 miligramos de hierro diariamente (9 más que antes de quedar embarazada). Esto probablemente requiera un suplemento, ya que una porción de carne vacuna, –una de las mejores fuentes de hierro– contiene sólo 3,5 miligramos. Los suplementos de hierro pueden generarte trastornos estomacales. Pídele a tu médico que te recomiende alguno.

Proteínas
Las proteínas son fundamentales para construir nuevos tejidos, para la placenta, para el hígado, los pulmones, el cerebro, la grasa y los músculos. Son imprescindibles para todo nuestro cuerpo y metabolismo. Durante el embarazo, necesitarás cerca de 70 gramos de proteína por día. Eso es 20 veces más que lo usual. Afortunadamente, es fácil conseguir. Por ejemplo, algunas porciones adicionales de queso o de carne vacuna alcanzan. También existen cientos de opciones de suplementos proteicos disponibles en el mercado.

CuerpoyEstetica.com - Copyright ® 2014 - Todos los derechos reservados.