Ir a Página de Inicio

¿Qué es el estreñimiento? Alimentos laxantes naturales para combatirlo


El estreñimiento –también denominado constipación de vientre o intestinal– consiste en la falta de actividad o movimiento regular de los intestinos, cuyo resultado es una baja frecuencia de defecación, incluso con esfuerzo. La frecuencia defecatoria en personas sanas varía desde un par de veces al día hasta tres o cuatro veces por semana. Las personas que sufren de estreñimiento suelen quejarse diciendo “voy poco al baño” o “estoy constipado”. En muchos casos, el acto de defecar les resulta molesto o doloroso, ya que las heces son escasas y duras.

El estreñimiento se considera un trastorno o una enfermedad según el grado en que altere la calidad de vida de la persona. En caso de serlo, llega a constituir un mal común que causa un deterioro general de la salud. Si no es tratado, puede causar letargo, várices, hemorroides, incluso cáncer del intestino y otras enfermedades resultantes del envenenamiento sistemático de los órganos.

¿Qué causa el estreñimiento?
La causa más común del estreñimiento o constipación de vientre es la falta de fibra en la dieta. Otros factores que lo causan, derivados del tipo de alimentación, son la deficiencia de inositol, colina, niacina, vitamina B1 o potasio.

Alimentos laxantes naturales para el estreñimiento
A continuación te presentamos cuatro de los laxantes naturales más eficacez que debes incorporar a tu dieta diaria para prevenir el estreñimiento. ¡Pruébalos y verás los resultados!

Germen de trigo
El germen de trigo es un cereal rico en vitamina B y en otros nutrientes, que obra como excelente activador del intestino perezoso. ¿Cómo consumirlo? Antes de servir, puedes rociar una cucharada de germen de trigo en los cereales, ensaladas, jugo de frutas, sopas o estofados.

Melaza negra
La melaza tiene un alto contenido de inositol, por lo cual alivia el estreñimiento. Esto la convierte en un laxante natural. ¿Cómo consumir la melaza? Puedes tomar una cucharada de melaza en un vaso de leche, pero debes siempre lavarte después la boca o, aún mejor, cepillarte los dientes, para prevenir la aparición de caries.

Salvado
El salvado, cubierta de fibra que envuelve al trigo, constituye una forma económica de incluir fibra en nuestra dieta. Es rico en aneurina (vitamina B1), cuya escasez puede ser la causa de deficiente eliminación de sustancias tóxicas o innecesarias de nuestro cuerpo. También contiene proteínas, calcio, hierro y vitaminas en cantidades apreciables.

 
El salvado grueso, compuesto de partículas grandes, es el más eficaz para tratar el estreñimiento. ¿Cómo consumir el salvado? Comienza tomando dos cucharaditas dos veces al día y luego aumenta gradualmente la dosis hasta llegar a dos cucharadas, dos o tres veces diarias. Puedes regular la dosis de acuerdo a tus necesidades metabólicas, es decir, dependiendo el efecto que esta fibra produzca en tu frecuencia defecatoria. El salvado podría llegar a producir flatulencias (“gases”), pero ésta desaparecerá tan pronto como el salvado se haya convertido en parte de la dieta diaria.

Yogur natural
El yogur contiene bacterias que utilizan el azúcar de la leche para convertirla en ácido láctico, el cual ayuda a producir excrementos blandos que se eliminan fácilmente y sin esfuerzo. Para consumirlo, puedes verterlo sobre tus cereales del desayuno, sobre la ensalada de frutas, o simplemente tomarlo solo.

CuerpoyEstetica.com - Copyright ® 2014 - Todos los derechos reservados.