Ir a Página de Inicio

Piernas y tobillos hinchados - Consejos para aliviar la retención de líquidos


La hinchazón de las piernas y los tobillos se caracteriza por una zona hinchada, en general denominada edema. Si presionas esta zona suavemente con tus dedos durante unos segundos, dejarás una pequeña depresión, que desaparece en pocos minutos. Esta hinchazón es causada por permanecer demasiado tiempo en posición sentada o parada. Como resultado, los fluidos contenidos en la sangre “se escapan” de las venas y arterias hacia los tejidos adyacentes, hinchando la zona. Los líquidos del cuerpo suelen bajarse y acumularse en las piernas, tobillos o pies.

Si esto te ocurre, o si tienes sobrepeso o estás embarazada, debes descansar las piernas colocándolas hacia arriba. Puedes usar un par de almohadones o algún objeto que te permita tenerlas en esa posición.

Tabla inclinada para deshinchar las piernas y tobillos
Otro forma efectiva de tratar las piernas y tobillos hinchados es armando o consiguiendo una tabla inclinada. La técnica de la tabla es también magnífica para lograr una buena relajación. Necesitarás una sólida tabla de madera, de 45cm de ancho por 1.80m de largo, dependiendo de tu altura. Un extremo de la tabla se asegura bien para evitar que resbale, y el otro extremo se coloca sobre un banco o cualquier otro mueble, que no tenga una altura mayor de 38cm.

¿Cómo se utiliza la tabla inclinada? Muy sencillo: te acuestas sobre la tabla, con los pies hacia el extremo superior y la cabeza en el extremo cerca del suelo. Comienza utilizando la tabla inclinada durante dos minutos por día, y con el transcurso de los días, aumenta gradualmente tu permanencia sobre ella hasta poder recostarte durante al menos 15 minutos. La posición conseguida en la tabla estira la columna vertebral, relaja los músculos y alivia la presión de las piernas y tobillos hinchados y entumecidos, al tiempo que, al aumentar el flujo sanguíneo a la cabeza, estimula los tejidos del cutis y del pelo y favorece el mejor funcionamiento del cerebro.

Consejos para reducir la retención de líquidos

Muchas mujeres entre 30 y 40 años se quejan de piernas hinchadas, de hinchazón de los tobillos, sobre todo antes de la menstruación. Puedes aliviar esta retención de líquidos siguiendo estos tips:

1. Reduce el consumo de sal, que causa retención de agua.

2. Come más alimentos con propiedades diuréticas, tales como el apio y el cohombro. Puedes también prepararte un licuado combinando cohombro, repollo, jugo de toronja y agua.

3. Toma baños de piernas y tobillos con agua templada (no caliente) con sal de Epsom (sulfato de magnesio). Puedes realizarte un masaje con golpecitos suaves, partiendo de los pies hacia los muslos.

4. No te automediques. No tomes diuréticos para eliminar líquidos. Puedes dañar tu salud.

 
Si la hinchazón en tus piernas no cede, consulta con tu médico/a de confianza. Él/ella podrá indicarte presoterapia u otra método o medicación para tratar la zona afectada.

CuerpoyEstetica.com - Copyright ® 2014 - Todos los derechos reservados.