Ir a Página de Inicio

¿Cómo conservar la salud? Consejos para mejorar la salud

Estar sano no es únicamente lo contrario de estar enfermo. Se trata de aprovechar la vida al máximo, de manera activa y preventiva. Para conseguirlo, el cuerpo debe trabajar con eficacia, con mucha energía. Además, debes estar preparado /a para afrontar los altibajos de la vida, lo cual exige técnicas efectivas, relaciones interpersonales afectuosas, suficiente tiempo para trabajar y disfrutar, y, ante todo, una actitud positiva.

Tu salud está determinada en parte por la herencia genética (el cuerpo con el que nacemos) y en parte por factores externos, algunos incluso azarosos. Sin embargo, aún una constitución física fuerte y sana puede dañarse por una mala calidad de vida. Numerosas investigaciones científicas han identificado factores (incluyendo el tabaco y el alcohol en exceso) que aceleran el declive de los órganos vitales. Por otro lado, existen otros factores que retrasan el proceso de envejecimiento, tales como el ejercicio regular y una dieta adecuada.

¿Cómo determinar el estado de salud?
Existen varias pruebas y técnicas que indican si nuestro cuerpo funciona correctamente. Tu médico puede tomarte la presión, el nivel de glucosa o colesterol en sangre. Tú mismo /a puedes tomarte el puslo y calcular tu índice de masa corporal (tu peso dividido tu altura al cuadrado).

Un cuerpo que funciona correctamente denota una buena salud física. Esto significa que el corazón y los pulmones bombean con eficacia, los órganos vitales funcionan sin presiones, el sistema inmune está fuerte y sano, los músculos son flexibles y los huesos están fuertes. Una forma de alcanzar este estado consiste en realizar ejercicio. Nunca es demasiado tarde para empezar a practicar algún deporte, ir al gimnasio o salir a caminar.

Todos podemos contribuir a mejorar nuestra salud física siguiendo métodos de prevención para cuidar el cuerpo. Dichos métodos incluyen realizarse revisiones médicas como la determinación de la presión sanguínea, chequearse la vista y los dientes con regularidad, proteger la piel de los rayos del sol y practicar sexo seguro (con condón o preservativo). Es importante seguir los consejos ergonómicos en el trabajo (sentarse correctamente ante el ordenador o notebook) y manejar la maquinaria de forma segura, incluyendo el uso del cinturón de seguridad en el coche.

Si tienes alguna enfermedad, cuida de ti mismo /a. La atención adecuada a una enfermedad pasajera, como un resfriado, puede ayudarte a recuperarte con rapidez. Las enfermedades o condiciones crónicas, como la diabetes o las enfermedades cardíacas, exigen seguir las indicaciones del médico para contrarrestar los síntomas y las complicaciones.

A continuación encontrarás los mejores consejos para mantenerte sano /a.

Métodos para mantenerse sano


Si sabes que tu estilo de vida no es sano, intenta imponerte objetivos realistas y solucionar un problema por vez con la determinación de mejorar.

  • Sigue una dieta más equilibrada, con alimentos apetitosos y variados, incluyendo frutas, verduras y abundante agua, e intenta mantener un peso sano y estable. Consulta con tu nutricionista.
  • Reduce el consumo de alcohol a los límites de seguridad establecidos por la ley.
  • Si fumas, intenta dejarlo. De a poco al menos.
  • Practica ejercicios regularmente.
  • Acude al médico si observas u problema persistente. No te automediques.
  • Realízate un chequeo médico y odontológico una vez al año.
CuerpoyEstetica.com - Copyright ® 2014 - Todos los derechos reservados.