Ir a Página de Inicio

Entrenamiento antiexcusas - Consejos para estar en forma

El sedentarismo es uno de los 10 principales factores de riesgo para la vida e incrementa en un 50% la posibilidad de sufrir infartos, problemas óseos y musculares. Sin embargo, a la hora de retomar y mantener una sana rutina en el gimnasio, solemos ponernos trabas y excusas, llenándonos de peros. Los más recurrentes: los problemas de agenda y el sentirse solo/a ante el peligro. En realidad, el gran reto no es tanto arrancar como continuar. La motivación puede ser fácil de encontrar, pero es difícil de mantener.

Está comprobado que las personas que entrenan un mínimo de 2 veces por semana, durante las 10 primeras semanas, conseguirán "engancharse" a los beneficios del deporte. Para motivar ese aguante, algunos gimnasios de renombre internacional han creado programas de recompensas: si la persona culmina las 10 semanas con éxito, se premia su perseverancia con algún servicio gratuito.

Claro que, a veces, no sólo es constancia: la falta de tiempo es una de las excusas antigym más repetidas. Frente a ella, sin embargo, está el "fast training": fórmulas diseñadas para ayudarnos a lograr más resultados en menos tiempo, dentro de las que sobresalen las plataformas vibracionales o plataformas vibratorias, como las clásicas "power plate". ¿Cómo funcionan? Al vibrar transmiten ondas de energía para todo el cuerpo, activando las contracciones musculares reflejas entre 25 y 50 veces por segundo. Movilizan los músculos rapidísimo y sin casi darnos cuenta, ¡logrando ponernos en forma en sesiones de sólo 15 minutos, 3 veces por semana! Todo un round que, cuidado, debe ser guiado por un entrenador especializado que vigile nuestras posturas para evitar lesiones.

En muchos gimnasios el usuario recibe una explicación breve y rápida sobre qué ejercicios hacer y cómo hacerlos. Después debe entrenar solo y guiarse por el "creo que lo estoy haciendo bien", pero sin tener la certeza. Esto genera dudas, descontento y deserciones. ¿La solución? El fitness guiado y a medida, la otra gran terapia antiexcusas, con aliados como el nuevo Curves Smart, un circuito de entrenamiento que, a través de una tarjeta personalizada que el usuario introduce en cada máquina, permite ajustar la misma automáticamente a cada perfil, ayudando a los socios a cumplir sus metas personales, suministrándoles información instantánea e indicándoles, en cada momento, si están realizando el ejercicio al ritmo e intensidad correctos.

Otro ejemplo son los métodos basados en diseñar un programa integral totalmente personalizado para cada socio (de fitness a dieta ad hoc y tratamientos de belleza únicos), que parten de un exhaustivo reconocimiento médico y la elaboración de un fitness profile especifico, una propia receta personal de bienestar. También en la línea de super personalización se mueve el concepto pionero de Performance Sport Consulting o "un gimnasio sólo para ti". Son centros equipados con aparatología de última generación, en los cuales sólo se atiende un cliente por hora.

CuerpoyEstetica.com - Copyright ® 2014 - Todos los derechos reservados.