Ir a Página de Inicio

Ejercicios en casa - Cómo estar en forma sin ir al gimnasio

¿Crees que para estar en forma es necesario ir a un gimnasio? ¡Pues no es así! Tu principal objetivo debe ser empezar a moverte. Y no necesitas máquinas para hacerlo. No pienses que mantenerte en forma es algo caro que consume demasiado tiempo. A veces, cuando no tienes ganas o no te sientes con energía como para hacer un entrenamiento completo, hacer algunos simples ejercicios en tu casa o en tu trabajo realmente puede hacer una gran diferencia. Te presentamos a continuación algunas opciones fáciles y divertidas.

Poca inversión, grandes resultados
Antes que nada, consigue algunas pesas (pesitas de 2 o 3kg). Es todo lo que necesitas para comenzar un régimen de entrenamiento de fuerza. Utilízalas al menos una vez al día para mantenerte en forma. Puedes realizar 3 series de 10 a 15 repeticiones, con distintos ejercicios para cada grupo muscular. Comienza de a poco, para no exigir demasiado tus músculos. Recuerda que tonificar tu masa muscular ayudará a que te sientas no sólo estéticamente más atractivo /a sino también más saludable.

¡Salta, salta, salta!
Compra o consigue una cuerda para saltar. Es un gran ejercicio, aún más divertido si puedes recordar todas las rimas que saltaste de pequeña. Puede incluso ser un excelente momento del día para compartir con tus hijos, saltando juntos. Este simple ejercicio te ayudará a mejorar tu ritmo cardíaco, trabajando diversos grupos musculares, altos y bajos. Si te concentras en contraer tus abdominales mientras saltas, notarás una panza (abdomen) más chato al cabo de unas semanas.

Abdominales en casa
Haz tu propia máquina de abdominales: toma una toalla playera, recuéstate sobre ella, y toma los extremos de la toalla detrás de tu cabeza como apoyo. Realiza, al menos, 3 series de 15 abdominales, 3 o 4 veces por semana. Al cabo de un mes, notarás la diferencia.

Abdominales en tu silla favorita
Para este ejercicio necesitarás una silla de metal o madera, no un sillón con almohadones donde tu cuerpo se hunda. Debe ser una superficie firme. Siéntate en la silla con los pies apoyados sobre el suelo. Contrae los abdominales e inclina tu espalda hacia adelante, hacia tus rodillas. Mantén la posición durante 5 segundos y vuelva a enderezarte sobre la silla. Repite esto al menos 10 veces.

Ejercicio para los glúteos - ¡Arriba esa cola!
Las nalgas, los glúteos, es la parte del cuerpo que mucha gente quisiera mejorar, sin saber que pueden hacerlo muy fácilmente. De hecho, puedes trabajar tus glúteos cada vez que piensas en ellos. Cuando estás en el coche (carro) o en una fila para comprar algo, contrae tus nalgas por intervalos de 15 segundos, y afloja. Aprieta tus músculos al inspirar, y relájalos al exhalar. Este simple ejercicio no sólo reafirmará tu cola, sino que te ayudará a liberar estrés. ¡Es el antídoto perfecto para el tráfico pesado!

Otro simple ejercicio de glúteos
Párate con el respaldar de una silla delante de ti. Tómate del respaldar con ambas manos, y levanta un pié hacia arriba y hacia atrás, contrayendo tus nalgas. Repite el movimiento 10 veces y luego cambia de pierna. Este ejercicio te ayudará a endurecer tus glúteos.

Sentadillas - ¡Son más fáciles de lo que parecen!
No solo te sientes en tus sillas, úsalas para tonificar tus piernas y tu trasero. ¿Cómo hacer sentadillas en casa? A medida que bajas para sentarte en una silla, pon tu peso sobre los talones y contrae los glúteos. A continuación, levántate, apretando los glúteos y orientando la pelvis hacia adelante. No inclines tu espalda al realizar el movimiento. Es un gran ejercicio para hacer mientras hablas por teléfono.

Sube las escaleras y trabaja tus piernas y glúteos al mismo tiempo
Al subir las escaleras, sube dos escalones a la vez (es decir, sube salteando un escalón). Saltear un escalón obligará a los músculos de tus piernas y tu trasero a trabajar más duro. Además, este movimiento libera endorfinas que te harán sentir muy bien. No realices este ejercicio si tienes problemas de postura o equilibrio.

Trabaja tus músculos mientras haces tus quehaceres
Aumenta tu actividad muscular con las tareas cotidianas que ya haces en tu casa. Al barrer, concéntrate en tonificar tus brazos, contrayendo tus músculos. Cuando tiendas tu cama, mantén tus hombros hacia atrás. Mientras estés limpiando el polvo de tus muebles, levanta tu cuerpo con la punta de ambos pies para trabajar tus pantorrillas (gemelos). Mantente en punta de pies por 5-10 segundos y alfoja. También puedes caminar en el lugar al ritmo de tu música favorita, o mientras cocinas o hablas por teléfono, levantando tus rodillas hasta el nivel de la cintura para aumentar el trabajo muscular.

Si tienes hijos /as, ¡genial! Puedes llevarlos al parque, a los juegos, y empujarlos en el columpio (hamaca), trabajando la parte superior de tu cuerpo. Recuerda que el ejercicio de brazos no solo te ayudará a tonificarlos, sino que además liberará parte del estrés acumulado en tus omóplatos.

Clases de gimnasia en el living de tu casa
Alquila, compra o descarga de Internet algunos videos de ejercicios. ¡Verás que es como tener un gimnasio en la privacidad de tu hogar!

CuerpoyEstetica.com - Copyright ® 2014 - Todos los derechos reservados.