Ir a Página de Inicio

Viajar sin problemas - Cómo cuidar tu salud en tus viajes


Una de cada cien personas que se encuentra de vacaciones precisa un tratamiento médico, y el 15% son hospitalizadas. Con las debidas precauciones, la mayoría de estos accidentes y enfermedades podrían evitarse.

Las intoxicaciones alimentarias representan un peligro habitual de las vacaciones. Asegúratee que la carne, el pescado y el marisco que consumas estén bien cocinados. En los países tropicales, no comas alimentos crudos a menos que puedas pelarlos o abrirlos usted  mismo. Evita alimentos que lleven expuestos más de tres horas (o dos en climas más tropicales). Si te ocurriera un episodio de diarrea, toma mucho líquido para rehidratarte. Bebidas con sales minerales, como por ejemplo el famoso Gatorade, son muy buenas para este fin. Y, por supuesto, el agua mineral.

Desconfía del agua de grifo en los países en vías de desarrollo. No bebas ni haga cubitos de hielo con ella. Tampoco la utilices para cepillarte los dientes ni lavar alimentos. Para que el agua no represente ningún tipo de peligro, utiliza pastillas purificadoras o un filtro de resina de yodo, o bien hiérvela el agua y déjala enfriar. Nunca te bañes en aguas sin garantías.

Vacunas necesarias antes de viajar

Si viajas al extranjero, debes vacunarte varias semanas antes de la fecha de partida. Averigua si el país al cual vas a ir solicita que tengas alguna vacuna en particular. Si no sabes con certeza qué vacunas necesitas, puedes informarte en los centros especializados.

Las inmunizaciones (vacunas) más frecuentes son las siguientes: polio, tétano, tifoidea, hepatitis A y B y fiebre amarilla, además de los fármacos para prevenir la malaria.

Cuidarse del Sol

Nunca tomes sol al mediodía en países cálidos (desde las 11.00 hasta las 15.00hs.). Para protegerte de los rayos UVA y UVB, aplícate una loción o protector solar de al menos factor 20, unos 15 minutos antes de exponer tu piel al sol, y después cada dos horas o menos si transpiras mucho o te das un chapuzón en el mar o en una piscina. Mantén a los niños pequeños tapados con prendas ligeras y gorros, y nunca expongas la piel de un bebé menor de seis meses.

 
Precauciones a la hora de viajar

Para reducir el desajuste horario (conocido como "jet lag"), adáptate a  las horas del lugar de destino tan pronto como te sea posible. Intenta dormir en el avión y, cuando llegues, permanece al aire libre todo el tiempo que puedas. Los vuelos también provocan deshidratación, así que es conveniente beber muchos líquidos durante el viaje, pero evitando el alcohol. También debes evitar el tabaco, que desciende la cantidad de oxígeno. La combinación de vuelo a gran altitud y comidas pesadas puede afectar a la circulación hasta el punto de sentirte mareado. Evita las comidas pesadas (copiosas).

Las enfermedades de transmisión sexual  pueden ser el resultado de la actitud relajada que adoptan algunos turistas. Si mantienes relaciones con alguien a quien acabas de conocer, utiliza siempre preservativo (condón), incluso para sexo oral.

En ocasiones, el espíritu de las vacaciones anima a las personas a correr riesgos. Los accidentes de tráfico con coches alquilados y con ciclomotores son los más habituales durante las vacaciones. Familiarízate siempre con las normas de tráfico del lugar que visites y nunca bebas antes de conducir.

 

Equipo básico de “primeros auxilios” para viajar - Consejos importantes

Si vas a pasar unas vacaciones fuera de casa, debes pensar en llevar un botiquín básico. Tu destino determinará el contenido del botiquín, pero a continuación te damos una lista de los productos más importantes:

Esenciales en el botiquín de viaje: esparadrapo, vendas, antiséptico, antidiarreicos, preparado de rehidratación, repelente de insectos, insecticida en aerosol loción solar, analgésicos, aerosol astringente, compresas esterilizadas (para cerrar una herida) y pastillas contra la indigestión.

Si viaja a un país en vías de desarrollo o en zonas tropicales, también debes llevar: un filtro de resina de yodo o pastillas para purificar el agua, una mosquitera, espirales para hacer humo y ahuyentador de mosquitos, una jeringa y una aguja estériles.

Y recuerda: ante cualquier duda o inquietud, consulta con un médico. ¡Buen viaje!

CuerpoyEstetica.com - Copyright ® 2014 - Todos los derechos reservados.